Ir al contenido

Metodología

La metodología del máster se basa en un sistema constructivista del conocimiento, en el que el que la creación de esquemas cognitivos en el alumno se prioriza sobre la mera adquisición de conocimientos. De esta forma, se trata de evitar el uso de esquemas de trabajo cerrados y de organizar los conceptos de máster no tanto por grupos cognitivos, sino por fases de aprendizaje.

Para conseguir esta meta, es fundamental el uso de progresiones, estructurando el material del máster de forma que la dificultad sea siempre progresiva y nunca inalcanzable. Se ha buscado que cada tema y práctica del máster se base en la anterior y, además de aportar un valor por sí misma, sirva de preparación para la siguiente práctica.

La finalidad del Máster es que el candidato no sólo sea capaz de emular un proceso de trabajo correcto, sino que sea capaz de plantear sus propias líneas de trabajo porque disponga de un conocimiento técnico suficiente como para poder adaptarlo a la dirección indicada por su propio criterio.

Para facilitar la adaptación del contenido del Máster a las etapas de aprendizaje, el programa se ha divido en tres niveles (iniciación, avanzado y especialización).

Sistema de evaluación

El sistema de evaluación del Máster se basará en la media de los proyectos realizados por cada uno de los candidatos y entregados al coordinador para su evaluación.

Todos los proyectos serán de entrega obligatoria para acceder a la evaluación final. Igualmente, será obligatoria la presentación del PFM para completar la evaluación del expediente.

La evaluación se realizará por niveles con la siguiente estructura:

Nivel I

  • Prácticas dirigidas: 50% 50
  • Práctica libre: 30% 30
  • Examen final: 20% 20

Nivel II

  • Prácticas troncales: 80% 80
  • Prácticas técnicas: 20% 20

Nivel III

  • Media aritmética entregas parciales: 100% 100

Evaluación final

  • Media aritmética de los tres niveles: 50% 50
  • Proyecto final: 50% 50

confirmación