Ir al contenido

Metodología

La metodología del Máster se basa en un sistema constructivista del conocimiento, en el que el que la creación de esquemas cognitivos en el candidato se prioriza sobre la mera adquisición de conocimientos. De esta forma, se trata de evitar el uso de esquemas de trabajo cerrados y de organizar los conceptos del Máster no tanto por grupos cognitivos, sino por fases de aprendizaje.

Consideramos que la formación ha de alcanzar tres objetivos primordiales sin que ninguno de ellos quede relegado por los otros dos:

  1. El descubrimiento de las habilidades, cualidades, inquietudes y pericias propias de cada alumno, haciendo de la confianza en uno mismo uno de los pilares fundamentales de la educación. La atención personalizada a las necesidades de cada persona ha de guiar, por tanto, la labor formativa del profesor.
  2. La transmisión de emoción, ilusión y entusiasmo. Sin estos componentes la fijación de conocimientos será débil y efímera.
  3. La adquisición de técnicas y conocimientos. El conocimiento profundo de las distintas herramientas es imprescindible, entendiendo por profundo no sólo el aprendizaje de los distintos “botones”, menús y submenús, sino también el entendimiento del sistema de trabajo de cada uno de los programas utilizados.

Siguiendo las pautas anteriores, la metodología del programa se basa en un sistema constructivista del conocimiento, en el que el que la creación de esquemas cognitivos en el candidato se prioriza sobre la mera adquisición de conocimientos. De esta forma, se trata de evitar el uso de esquemas de trabajo cerrados y de organizar los conceptos del curso no tanto por grupos cognitivos, sino por fases de aprendizaje.

Para conseguir esta meta, es fundamental el uso de progresiones, estructurando el material del curso de forma que la dificultad sea siempre progresiva y nunca inalcanzable. Se ha buscado que cada tema y práctica del curso se base en la anterior y, además de aportar un valor por sí misma, sirva de preparación para la siguiente práctica.

La mera adquisición de conceptos por parte del candidato no es suficiente para la formación de esquemas sino que para ello, hay que transformar el conocimiento en habilidad adquirida. Sólo de esta forma se puede confirmar la interiorización de procesos y unidades cognitivas como para poder hablar de conocimiento real.

La finalidad del Máster es que el candidato no sólo sea capaz de emular un proceso de trabajo correcto, sino que sea capaz de plantear sus propias líneas de trabajo porque disponga de un conocimiento técnico suficiente como para poder adaptarlo a la dirección indicada por su propio criterio.

El candidato, al ir desarrollando estructuras cognitivas cada vez más complejas, tendrá una capacidad de aprendizaje superior en fases avanzadas, de igual manera que en fases iniciales tendrá una mayor dificultad para adquirir los conocimientos más básicos. Es por tanto fundamental comprender las etapas de aprendizaje del estudiante y estructurar el contenido impartido de una manera proporcionada al estado del mismo. Así ha tratado de representarse en el temario y planificación del Máster.

Para facilitar la adaptación del contenido del Máster a las etapas de aprendizaje, el programa se ha divido en dos niveles, Nivel I y Nivel II, con metodologías distintas en cada uno de ellos:

NIVEL 1: En una primera fase el candidato llega sin conocimientos de la materia y cada paso supone un gran esfuerzo. Es por tanto una etapa en la que los contenidos deben ser lo menos abstractos y elaborados posible, además de ser tremendamente importante desarrollar buenos hábitos de trabajo, como aprender a moverse rápido por la interfaz del programa sistematizando el uso de la misma y los atajos de teclado. Es aquí muy interesante potenciar el trabajo práctico en clase, así como dar pautas claras de metodología de trabajo básico.

En cuanto se hayan adquiridos los primeros conocimientos básicos, el alumno comenzará a poner en práctica los mismos mediante la realización de los primeros proyectos. En principio serán proyectos muy sencillos pero enfocados a que conforme avance el curso se puedan ir complejizando y completando. De esta forma podrán experimentar de manera directa la progresión de su aprendizaje.

Es muy interesante para que el candidato vaya adquiriendo confianza en el desarrollo de sus habilidades, esto es fundamental porque la prioridad de toda progresión es evitar la frustración. Tan importante como empezar a desarrollar conocimientos, lo es el generar la disposición correcta para afrontar las etapas más complejas y avanzadas que están por venir.

En una segunda fase el candidato habrá desarrollado una cierta confianza en sus capacidades y se trabajará en dos líneas pedagógicas muy definidas. Por un lado, se pondrán a prueba sus nuevas habilidades planteando prácticas abiertas, en las que tenga que hacer uso de su criterio además de alcanzar una resolución técnica. Y por otro lado, se profundizará en los aspectos técnicos, buscando que sea capaz de encontrar solución a los posibles problemas que puedan surgirle en las prácticas. El alumno empezará a desarrollar su propia metodología de trabajo y optimización de procesos.

El candidato deberá comenzar a trabajar de manera autónoma y así, parte del trabajo más importante, lo realizará por su cuenta y fuera del periodo lectivo, siendo las prácticas troncales el aspecto al que seguramente dedicará más tiempo. Se busca que el candidato sea consciente de las consecuencias que tienen en su trabajo la toma de decisiones y no se limite simplemente a aplicar una técnica.

Una vez que el alumno haya adquirido un alto grado de conocimiento sobre la herramienta básica de trabajo (3ds Max), se irán introduciendo paulatinamente herramientas más avanzadas, que permitirán al candidato solucionar situaciones más complejas, desarrollando conceptos más abstractos y abiertos en el uso de herramientas infográficas. En la enseñanza de las nuevas técnicas siempre se hará hincapié en la comprensión y funcionalidad global de la misma, evitando quedarse en la simple aplicación directa de la práctica realizada.

NIVEL 2: Llegados a este nivel, el alumno ha adquirido los conocimientos técnicos y estéticos necesarias para realizar imágenes infográficas de muy alta calidad. Es el momento de avanzar un paso más y meternos de lleno en la producción audiovisual y en el manejo de los programas más avanzados utilizados en la industria actual.

En este nivel, la metodología didáctica será diferente. La formación se establecerá en dos tipos de clases diferentes:

  • Formación técnica: similares a clases convencionales, en las que el instructor explicará las nuevas herramientas y softwares. En clase se realizarán ejercicios prácticos que el alumno deberá de completar en casa con el objetivo de fijar conocimientos.
  • Talleres de corrección del Proyecto Fin de Máster: a lo largo de este nivel el alumno deberá ir desarrollando el PFM. Para esto se establecerán clases específicas para el análisis y corrección de los distintos trabajos. Estas correcciones se realizarán delante de todos los alumnos de forma que los problemas y soluciones que cada trabajo presente sirva para el enriquecimiento del resto.

Las nuevas herramientas se impartirán en un tiempo inferior a los softwares impartidos en el nivel anterior porque en este momento los candidatos ya deberían tener esquemas conceptuales que les permitan relacionar conocimientos de forma autónoma y, por tanto, evolucionar sobre una base.

Esto permitirá poder centrarnos en la adquisición de metodologías productivas profesionales y en el desarrollo personal en aspectos creativos y estéticos.

El objetivo es conseguir que la educación / formación sea un elemento de crecimiento global, de expansión profesional, artística y personal.

Sistema de evaluación

El sistema de evaluación del Máster se basará en la media de los proyectos realizados por cada uno de los candidatos y entregados al coordinador para su evaluación.

Todas las prácticas serán de entrega obligatoria para acceder a la evaluación final. Las prácticas se dividirán en dos categorías:

  • Prácticas desarrolladas durante la clase: el objetivo de estas prácticas es que el profesor pueda evaluar, corregir y asesorar al alumno sobre su evolución a lo largo del curso. A la conclusión de cada módulo, el profesor establecerá una fecha de entrega. El alumno podrá completar en casa el trabajo en caso de que lo estime necesario.
  • Prácticas a realizar fuera del horario lectivo: en determinados módulos, según se establece en el programa, se programan prácticas que el alumno deberá realizar fuera del horario lectivo. El objetivo de estas prácticas es doble. Por una parte, evaluar la comprensión y asimilación de la materia impartida y por otro, y muy importante, que el alumno pueda presentar un porfolio de calidad al terminar su formación. El profesor establecerá en cada caso la fecha de entrega de las mismas.

Será obligatoria igualmente la presentación del PFM para completar la evaluación del expediente.

La evaluación se realizará por niveles con la siguiente estructura:

  • Prácticas de clase: 10%
  • Prácticas realizadas fuera del horario lectivo: 30%
  • Proyecto Fin de Máster: 60%

La evaluación final del Máster será la media de las calificaciones de todos los trabajos con la ponderación arriba indicada.

Evaluación

  • Prácticas de clase: 10% 10
  • Prácticas fuera del horario lectivo: 30% 30
  • Proyecto Fin de Máster: 60% 60

confirmación